Medio Ambiente 4.0, así están cambiando las nuevas tecnologías el sector ambiental

Posted by aclimaadmin | Julio 24, 2018 | Noticias Aclima

El internet de las cosas, la impresión en tres dimensiones, el análisis de grandes bases de datos, la inteligencia artificial, la robótica y la realidad virtual están definiendo una nueva revolución industrial, explican en el Grupo de Trabajo Industria 4.0 de Conama. Y en el campo ambiental esto está ocurriendo ya también.

¿Cómo están cambiando las nuevas tecnologías digitales al sector ambiental? Este es el campo que aborda el Grupo de Trabajo Industria 4.0 de Conama 2018. Su objetivo es hacer un diagnóstico a nivel estatal para identificar proyectos, actores, oportunidades y dificultades para incorporar al sector ambiental el concepto industria 4.0. Este término, asociado también al concepto de “internet de las cosas”, define la transformación que están experimentando los procesos industriales y la prestación y consumo de bienes y servicios gracias a la conectividad y el uso de datos personalizados.

Las primeras reuniones de este grupo de trabajo, coordinado por Aclima y el Instituto Superior del Medio Ambiente (ISM), ya han tenido lugar y en ellas han participado profesionales de distintas entidades y empresas relacionadas con el uso de las tecnologías en el ámbito de la sostenibilidad.

“Nos encontramos en un momento crucial, en el que una nueva revolución tecnológica basada en a la digitalización, la automatización y la conectividad está impactando en lo social y en la industria, modificando cadenas de valor y generando nuevos entornos de relación entre empresa, clientes, y en la manera en la que se enfocan los negocios ya sea en la oferta de servicios o en la fabricación de bienes de consumo”, explica Cristina Apiñaniz, directora general en Aclima y coordinadora del Grupo de Trabajo junto Santiago Molina, responsable de Formación del ISM.

Las smart cities muestran el camino

Un ámbito especialmente avanzado es el de las smart cities, donde se emplean ya tecnologías para la detección remota de fugas en redes de agua, o se usan sensores e inteligencia artificial para dar una dimensión totalmente nueva a la medición y gestión del ruido o la calidad del aire en las ciudades. La aplicación de tecnologías en la recogida de residuos sólidos urbanos está permitiendo también todo tipo de aplicaciones, desde optimizar rutas de recogida a poner en marcha un reconocimiento de usuario para saber quién deposita qué en cada contenedor, explica Apiñaniz.

Pero no es solo en las ciudades inteligentes donde el medio ambiente 4.0 encuentra su campo de actuación. El grupo de trabajo también maneja ejemplos de la aplicación de tecnologías para que el sector primario sea más sostenible. “Se aplican distintas tecnologías y sensórica aplicada para mejorar la sostenibilidad de los cultivos, para el control de regadíos, la aplicación de abonos y fertilizantes o el manejo de la cabaña ganadera para conocer la trazabilidad de la carne”, comenta Cristina Apiñaniz. Otras técnicas están ayudando ya a gestionar la biodiversidad en espacios naturales, con aplicaciones como la detección de especies invasoras, el control de accesos a parques naturales o la realización de inventarios de fauna y flora.

La importancia del análisis de datos

Un aspecto fundamental en el desarrollo de las tecnologías ambientales 4.0 es la importancia del factor humano para sacar partido a la información disponible. Son muchos datos a los que se tiene acceso, pero hay un paso posterior que es analizar, interpretar y darles valor añadido.

“Los datos son datos, no son información en sí misma. Alguien tiene que tomarlos, darles sentido y convertirlos en información útil. También hay que decidir para qué quieres esa información, si pretendes que sean datos informativos al servicio de ciudadano, como una tabla sobre niveles de ruido en calles de la ciudad, o deseas ir más allá y poner en marcha planes de actuación basados en la nueva información, tomando medidas de gestión de movilidad o de planificación urbanística”, dice Apiñaniz.

Uno de las conclusiones preliminares del Grupo de Trabajo de Conama es que se precisan especialistas con conocimiento del sector ambiental que puedan unir fuerzas con expertos en tecnología. “Para que sirva de algo el big data hace falta una conexión entre el tecnólogo y el experto ambiental. Hay que poner en valor el conocimiento del sector ambiental, ver para qué sirve la información disponible y hacer cosas interesantes entre los tecnólogos y las empresas del sector ambiental”, concluye Apiñaniz. En el próximo Conama 2018, del 26 al 29 de noviembre, el grupo de trabajo presentará su diagnóstico de la situación del medio ambiente 4.0 en España.

Fuente: CONAMA

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 04 Diciembre 2018
Aclima se ha adherido a la Plataforma de Euskadi contra el Despilfarro Alimentario, una iniciativa impulsada por la Viceconsejería de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, a través...
Posted by aclimaadmin | 29 Noviembre 2018
Durante esta semana se ha celebrado la decimocuarta edición de CONAMA en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Este año la participación de Aclima ha sido principalmente a través del área BASQUE...
Posted by aclimaadmin | 23 Noviembre 2018
El pasado lunes, nos visitaron algunos integrantes del proyecto europeo DEGREN, que persigue la creación de un Centro Transfronterizo de Innovación Empresarial en Ecodiseño en la región EUROACE. Tras mantener...
X