Turismo sostenible, objetivo futuro y necesidad presente

Posted by aclimaadmin | Octubre 11, 2018 | Blog Aclima

 

El turismo tiene un peso indiscutible en la economía internacional, ya que es una de las mayores industrias al suponer más del 10% del PIB mundial y emplear a más de 250 millones de trabajadores en todo el planeta. En las últimas décadas ha experimentado un crecimiento exponencial, como consecuencia del desarrollo y abaratamiento de los medios de transporte. De hecho, en 2016 generó más de 1.220.000 millones de ingresos y el número de viajeros internacionales ascendió a 1.235 millones en dicho año. Además, la crisis económica no parece afectarle, puesto que mantiene un crecimiento sostenido desde 2009 y el año pasado las llegadas de turistas internacionales aumentaron un 7% hasta alcanzar los 1.322 millones, según el último Barómetro OMT del Turismo Mundial.

Sin embargo, el turismo es también una de las actividades que más afectan al medio ambiente y que mayor incidencia tienen sobre las costumbres de visitantes y visitados. Sus efectos negativos van desde la contaminación de espacios naturales, el desplazamiento de la población local ante la llegada de visitantes, la excesiva especialización de la economía local, el consumo excesivo de recursos hídricos, la uniformidad cultural etc.

El turismo masivo, tal como se está realizando actualmente, no es sostenible. Como reconocía el antiguo secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Francesco Frangialli, el turismo actual contribuye al cambio climático y a la reducción de la biodiversidad. De hecho, un informe de la OMT en 2009 señalaba que las emisiones procedentes del turismo internacional suponían un 5% del total mundial, aproximadamente el mismo nivel que las de la industria química.

Los flujos turísticos contribuyen al cambio climático global y a las emisiones contaminantes, debido sobre todo al uso masivo del transporte. También afectan a los ecosistemas locales, ya sea por erosión, por su enorme consumo de agua, energía y otros recursos, por el aumento en la producción de residuos, o por provocar indirectamente fenómenos como incendios forestales o desbordamientos de cauces fluviales.

En este contexto, está cobrando cada vez más importancia el concepto de turismo sostenible.

Turismo sostenible

La Organización Mundial del Turismo (OMT), define turismo sostenible como el que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas.

De esta manera, se busca un tipo de turismo comprometido con tener un bajo impacto sobre el medio ambiente y cultura local, al tiempo que contribuye a generar ingresos y empleo para la población local.

Esta tendencia tiene un público creciente, gracias a la creencia social de la necesidad de la protección ambiental. Según un estudio de Nielsen casi la mitad de los consumidores mundiales están dispuestos a pagar más por productos de empresas que demuestran un compromiso con la Responsabilidad Social. Otro informe encargado por la agencia turística Kuoni 7 concluyó que la sostenibilidad es uno de los tres principales factores que influyen en la reserva vacaciones. También Booking.com realiza estudios periódicos sobre turismo y este mismo año publicaba las conclusiones de su último Informe Global sobre Turismo Sostenible, entre las que destacan que el 88% de los turistas prefiere viajar de manera sostenible y que el 72% de los viajeros españoles piensa elegir un alojamiento ecológico en 2018.

Según la OMT, los turistas respetuosos con el medio buscan un uso óptimo de los recursos medioambientales, respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, contribuyendo al entendimiento y la tolerancia intercultural, y promover actividades económicas viables a largo plazo, que reporten a todos los agentes, unos beneficios socio-económicos bien distribuidos.

Una preocupación creciente

El problema de los efectos del turismo masivo lleva en la agenda de las instituciones internacionales desde hace muchos años. En 1983 la ONU creó la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, que publicó en 1987 el documento “Nuestro futuro común”, en el que ya se definía el concepto de desarrollo sostenible.

En 1995 se celebró la Conferencia Mundial del Turismo Sostenible, en la que se adoptó la “Carta Mundial del Turismo Sostenible“. En el año 1997 se firmó la “Declaración de Manila sobre el Impacto Social del Turismo”.

Hace ya tres años, en 2015, Vitoria-Gasteiz acogió la Cumbre Mundial de Turismo Sostenible, en la que se adoptó por unanimidad Gasteiz la Carta Mundial de Turismo Sostenible +20. Este documento se configura como conductor del sector turístico hacia la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. La reunión, organizada por el Instituto de Turismo Responsable (ITR), el Global Sustainable Tourism Council (GSTC) y la Agencia Vasca de Turismo (Baquetour), se celebró bajo el patrocinio de la UNESCO y con el apoyo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El año 2017 fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como Año internacional del turismo sostenible para el desarrollo. Con este acto se pretendía aumentar la concienciación de la población general y de los responsables públicos y privados sobre este tema.

¿Cómo practicar un turismo sostenible?

Para aquellos viajeros social y ambientalmente concienciados existen certificaciones, como la certificación Biosphere, que reconocen la apuesta por la sostenibilidad de determinados agentes y destinos turísticos. Se trata de un sistema privado de certificación voluntaria e independiente, creado por el Instituto de Turismo Responsable (ITR).

Este organismo, apoyado por la UNESCO a través de un Memorándum de Entendimiento, nació en 1995 con el objetivo de impulsar acciones y programas de desarrollo sostenible en destinos y empresas turísticas. Esta certificación avala que el destino mantiene un equilibrio económico, socio-cultural y medioambiental a largo plazo.

Nuestra región lleva tiempo comprometida con la apuesta por un turismo sostenible y responsable. Por ejemplo, la Diputación Foral de Gipuzkoa se ha marcado el objetivo estratégico para el periodo 2015-2019 de generar un turismo sostenible y ordenado.

Tanto Vitoria-Gasteiz como la comarca de La Rioja Alavesa cuentan con la certificación Biosphere Responsible Tourism que las acredita como destinos turísticos sostenibles. Y no sólo eso, Euskadi en su globalidad también ha sido certificado con este mismo sello que lo reconoce como como destino turístico comprometido con la sostenibilidad.

Como recomendaciones generales para practicar un turismo sostenible, pueden señalarse estas:

-Tener en cuenta con antelación la dimensión sostenible de los operadores, agentes y proveedores que vayamos a emplear.

-Reducir al mínimo la generación de residuos y la huella ambiental en el destino turístico.

-Tratar de consumir productos locales de pequeños productores de la región. Asimismo, es recomendable hacer un esfuerzo por conocer la cultura, costumbres, gastronomía y tradiciones de las poblaciones locales.

-No adquirir flora y fauna protegida por el Convenio de Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), ni productos derivados de dichas especies.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 17 Enero 2019
Este 2019 es un año clave para la normativa referida a proteger y conservar el medioambiente en Euskadi, ya que se espera la aprobación de diversos documentos legislativos, que marcarán...
Posted by aclimaadmin | 11 Enero 2019
En muchas ocasiones se postula la necesidad de un cambio de modelos económico esgrimiendo motivos ecológicos, porque lo cierto es que una economía basada en el consumo de recursos y...
Posted by aclimaadmin | 20 Diciembre 2018
La 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático (COP24), a la que asistieron cerca de 23.000 delegados, concluyó el sábado por la noche en Katowice,...
X